jueves, 26 de agosto de 2010

Medias naranjas y medios limones

Masoquistas. Eso es lo que somos. Y además nos gusta serlo, disfrutamos sintiendo dolor y echando de menos.

El mundo está lleno de inquietud y de mala existencia. Días en que escuchas canciones tristes para sentirte peor, días en que recorres recuerdos para sentirte muerto.

Realmente nos damos cuenta de que somos los únicos que nos encontramos solos. Todo ha sido creado para que nos duela. Miramos a nuestro alrededor y solo encontramos opuestos que se quieren. Sufrimiento dentro de nosotros.

Dos zapatos. El sol, la luna. El mar y la tierra. Lo pequeño y lo grande. El amor y el odio. El blanco, el negro, y los colores follando entre ellos. Letras y números que aunque creáis que no, se aman locamente. Verduras y chucherías que se encuentran en nuestras tripas. El vestido y tu piel. Dos ojos, dos manos, dos pulmones, dos orejas. Y dos pendientes para ellas. Dos, dos, dos. Los dos guisantes que quedan en tu plato tras comer. Los dos lados de la cama. Correr y andar. Los anises y las perdices. Las dos puertas del armario. Las dos sillas, de lado. Las dos únicas estrellas que brillan tras un día de tormenta. Los dos ladridos del perro. Las dos formas de quererte. El azúcar y la sal. El polo norte y el polo sur. Las dos emisoras de radio que tienen los mismos anuncios. Los dos enchufes enganchados en tu habitación. Las dos películas a elegir cuando vas al cine. Las dos tapas del váter. Las dos puertas continuas. Las -2 plantas en un parking. Los dos protagonistas de una película, que aunque les caiga un meteorito encima no se van a morir. Bueno, si se mueren no hay problema; las dos tumbas. El perro, el gato. El champú y el gel mezclándose. El student’s book y el workbook. El frío y el calor que nunca acaban. Las dos veces que lees el mensaje que acabas de enviar. Dos. Minimizar y cerrar. La manta y el edredón. Lápiz y boli. Cerveza y espuma. Los dos botones del ratón. Las dos ruedas de la bicicleta. Las dos veces que no me besaste.

46 comentarios:

  1. la risa y el llanto. la risa al saber que es cierto. el llanto al recordar que lo he vivido.
    es... (L) como siempre:D

    ResponderEliminar
  2. bonito texto!:)
    y sí, yo tambien soy masoquista en el sentido de que oigo canciones tristes para sentirme peor!
    muá

    ResponderEliminar
  3. Cuántas parejas!:)) felizzzz tarde:)) muásss

    ResponderEliminar
  4. Sí, el mundo está lleno de dualidades o "dicotomías" (qué me gusta utilizar esa palabra :P). Pero, no se si alguna vez te lo habré comentado, no estoy de acuerdo con la concepción de las "medias naranjas, medios limones, medias sandías" o como les queramos llamar.

    Yo soy más bien de los que piensa todas las personas somos naranjas enteras, sin necesidad de una persona que nos complemente. Eso si, dos naranjas dan más zumo que una, por lo que siempre es mejor el par. Una naranja por sí sola tiene la suficiente vitamina C como para matar varios virus; tiene las suficientes pepitas como para que crezcan 5 naranjos, y tiene la suficiente cáscara como para proteger su interior, y además dar sabor dulce a los bizcochos.

    ¿Dos es mejor que uno? Bueno, depende :P

    ResponderEliminar
  5. todos con su media naranja, con lo diferente, con lo similar, con lo que le complementa. como la realidad y la fantasía :)
    me gusta mucho el final, punzante

    ResponderEliminar
  6. ¡Me ha encantado! Yo, cuando me hago una herida, siempre apreto para sentir el dolor, como si machacarme fuera hacerlo desaparecer. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Impresionante.
    En esta oportunidad has sabido mezclar conceptos tan básicos y cotidianos con conceptos inmensos y con el dolor que encierra todo.
    Dos, si, todo es dos, de a dos, o por dos...
    Pero uno tambien vale, siente, vive, come, duerme y muere...
    Y también ama...aún, cuando a veces, no obtiene lo mismo de la otra parte...

    Hermoso!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Y cada paso que dejas atrás quriendo alcanzar al siguiente

    ResponderEliminar
  9. La luz y la oscuridad.. y tantas cosas, cuando estoy triste me gusta recordar cosas y sentirme peor, y llorar.. hasta quedarme sin lágrimas, y escuchar canciones tristes, yo creo que todo ser humano es masoquista en ese sentido.. a veces estamos agusto en nuestra tristeza, y de vez en cuando necesitamos sentirnos mal.

    Me encanta tu forma de escribir, y tus textos.

    Tres besos, para que no sean dos otra vez :)

    ResponderEliminar
  10. Amiga, te entiendo y comprendo perfectamente. Pero así como somos de egoístas, masoquistas, extremistas, también somos inperfectos, y aunque resulte que no nos gusta muchas veces ser tan felices porque siempre buscamos un pretexto para buscar problemas, la condición de humano debería cambiar, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  11. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. "Días en que escuchas canciones tristes para sentirte peor, días en que recorres recuerdos para sentirte muerto."

    cómo odio esos días...hubo un tiempo en que eran muy frecuentes.

    Bonito texto lleno de dualidades =)

    ResponderEliminar
  13. Efectivamente, a todo masoquista le gusta serlo. De eso se trata, precisamente. Pero no a todo el mundo le gusta ser masoca...

    En cuanto al dos... creo que está sobrevalorado. El uno es más importante, porque toda cuenta parte con él, y muchos otros números que pueden dar juego.
    Quedarnos en el dos es una cabezonería, a veces insana y a menudo antinatural (en la que yo también caigo, lo confieso).

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Los ojos y la pantalla que se han juntado en mi habitación para leer tu alucinante entrada. No me has dejado indiferente, créeme.

    ResponderEliminar
  15. Pero el número 2 a veces da pena... parece como que está solito, ¿no? A veces es mejor el número 1, ya sabes.
    Me ha encantado. Diría que es uno de los mejores que has escrito, pero mentiría. Me gustan todos :)

    ResponderEliminar
  16. Las dos caras de la moneda...
    ¡Me ha encantado! Saludos!

    ResponderEliminar
  17. me incluyo. Soy masoquista, y subnormal... pero tiene encanto a veces...

    Mucha razón en este texto
    :)

    :**

    ResponderEliminar
  18. No sabia si llorar, reirme o ir a dar cabezazos contra la pared... por favor me ha encantado! muchos besos!!

    ResponderEliminar
  19. Lo que me ha removido y no esta entrada.
    Me ha encantado :)

    ResponderEliminar
  20. Yo no... no soy masoquista ni me gusta sentirme solo ni las despedidas ni nada de eso ni cuando estaba solo porque entonces el uno era el número mágico de la libertad total, de las posibilidades infinitas, de los caminos cruzados, de las oportunidades, de todo lo por llegar y de no pactar la película del cine.

    Nada ha sido creado para que nos duela. Somos nosotros los que conferimos esa propiedad a lo que nos rodea. Yo decidí que lo que me rodea me iba a divertir, y, joder, la vida ha sido mucho más agradable desde entonces.

    ResponderEliminar
  21. Nadie escribe la historia de los que están solos, los impares. Precioso texto :-)

    ResponderEliminar
  22. El mundo se hizo para que nosotros, los simples mortales enamoradizos, suframos a mas no poder.
    Eeenfin..que le haremos?

    Un beso, sige escribiendo asi :)

    ResponderEliminar
  23. "Letras y números que aunque creáis que no, se aman locamente."
    "Las dos formas de quererte."
    y las del workbook, es fija jaja, me recordaste que tengo que estudiar ingles.

    Doblemente te digo, que aunque buenas masoquistas que seamos, somos tan locas que apuesto lo que sea que ahora ríes en vez de pensar como lo hiciste al escribir ésto,
    no es así?

    ResponderEliminar
  24. Me encanto esta entrada, si que somos masoquistas. Bueno yo me declaro masoquista.

    ResponderEliminar
  25. Yo también lo soy... y es cierto, me gusta!

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué encanto tiene tu entrada!

    La he disfrutado como un niño ^^.

    ResponderEliminar
  27. La que escribe, y la que lee. Las dos que disfrutan haciéndolo. Cada una lo suyo. Las miradas. La de hola y la de 'hasta luego'. Pero las ganas de volver a leerte siempre son una. :)

    ResponderEliminar
  28. posdata me encanta el texto posdata dos me declaro fan.

    ResponderEliminar
  29. masoquista no, ¡Pero a mí a cabezona no me gana nadie!

    ResponderEliminar
  30. Yo soy un masoquista más, y me encanta¡¡¡ Me ha gustado mucho tu entrada y tu blog¡¡¡ Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. ets preciosa LAURINS!:)

    ResponderEliminar
  32. El ying y el yan :)



    Todos masoquistas al fin... dicen que la vida es dolor, pero me gusta!

    ResponderEliminar
  33. El mundo parece estar siniestramente diseñado para dos. A veces.. es difícil sobrevivir siendo tan sólo uno.
    Masoquistas. Lo somos y lo seremos, siempre.

    :)

    ResponderEliminar
  34. Laura és impresionant! no en vaig fer prou amb el teu fotolog que ara amb aquest blog ja em puc morir tranquil·la.
    M'encanta com escrius, compraré el teu llibre si mai n'arribes a publicar algun! :)

    Paula.

    ResponderEliminar
  35. Masoquistas a más no poder. Podríamos crear una asociación!
    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Es cierto, disfrutamos del dolor.
    ¡Bonito texto!

    ResponderEliminar
  37. jajaj síii la de la foto soy yo >.< es que con ese texto tenía que poner alguna que le hiciera referencia...

    Encuentro que el mundo para los que se sienten o están solos, es cruel...pero no siempre se trata de cosa de dos. Los cepillos de dientes muchos vienen de tres en tres

    ResponderEliminar
  38. Creo que sales por aquí... :)
    http://pajareandoencolores.blogspot.com/2010/09/blog-day.html

    ResponderEliminar
  39. No sé muy bien como he llegado aquí... pero no será la última vez que me pase. Me ha encantado el texto!

    ResponderEliminar
  40. Masoquistas, y bien masoquistas! Pero te das cuenta de todo eso cuando pierdes al tu numero dos y todo duelo, te sientes sola y abandonada y solo quieres que lso demas lo esten, aunuqe se para no estar sola en tu soledad...
    Me encanta!!
    Un besito con sabor a caramelo:)

    ResponderEliminar
  41. Me encanta,me ha tocado hondo. Felicidades, escribes muy bine. Saludos

    ResponderEliminar
  42. Brutaaal. Tens tota la raó, sempre he pensat que som masoquistes. I escrivim textos per sentir-nos pitjor i per veure per escrit que ho som.
    Per mi, és un dels teus millors textos, felicitats!
    M'encanta:)

    ResponderEliminar

Como en los viejos tiempos