domingo, 17 de octubre de 2010

Hablaba poco. Y decía tanto.

No había existido conversación alguna, sólo algún que otro roce al coger las cervezas y piernas que se enlazaban sin querer debajo de la mesa.

Ella había vuelto a casa con la cabeza revuelta, con las ideas más claras que nunca y con, sorprendentemente, un montón de esperanza en los bolsillos de la chaqueta.

Así escribió: Suplico a los segundos que vayan más despacio, que me mires y que te creas mi ingenuidad. Luego, si quieres, sí. Pero no me digas lo que no hay, que si lo deseas podemos darnos besos sin parar, y luego lo olvidamos. Cierra la puerta, que contigo me basta para olvidar el resto de mi vida y lo que he vivido ya.

Y antes de dormirse imaginó su tez blanca. Manos pálidas. Pupilas frías. No era la muerte, era encanto convertido en invierno. Octubre que se antojaba frágil e inquietante. Como algo nuevo. Visiblemente perfecto.

:) Conectada otra vez al mundo de Flickr

40 comentarios:

  1. Me recuerda a Crepúsculo, y eso me gusta mucho. :)

    ResponderEliminar
  2. Roce al coger las cervezas...eso si que habla por sí solo :)
    Qué bonito octubre verdad?

    Muac.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que con octubre el frío se nos cuele de nuevo por entre los huesos, ¿eh?

    ResponderEliminar
  4. No me gustan las personas charlatanas, prefiero que me digan las cosas asi, tal y como lo describes :)

    Muá!

    ResponderEliminar
  5. we
    de aquí a ese trabajo de escritora que deseas!

    ResponderEliminar
  6. suplico que me escuches cuando te diga que eres lo mas importante de mi vida..

    ResponderEliminar
  7. Hola, gracias por tus bellas letras, un placer leerlas, he regresado para quedarme, dónde mejor...? pasa buena noce,gracias,besos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre me ha resultado curioso lo tremendamente rápida que eres para comentar todo lo que escribo. Es un bonito detalle para antes de irse a dormir. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. contigo me basta para olvidar el resto de mi vida y lo que he vivido ya.

    que hermoso...

    ResponderEliminar
  10. Me gusta.
    Tiene algo que me gusta (ymucho)

    ResponderEliminar
  11. Ya te tengo en flickr.
    Cuanto más te leo, más me gusta.
    Un beso fuerte...

    ResponderEliminar
  12. jo, siempre me haces imaginar :)

    ResponderEliminar
  13. "Suplico a los segundos que vayan más despacio, que me mires y que te creas mi ingenuidad. Luego, si quieres, sí. Pero no me digas lo que no hay, que si lo deseas podemos darnos besos sin parar,"

    es lo mismo que siento yo ahora, tal cual.
    y él me hace enrojecer de esas formas que a ti te gustaaaan!

    ResponderEliminar
  14. Així és fàcil imaginar nous horitzons, noves fites, nous reptes...

    ResponderEliminar
  15. El otoño sabe engalanarse para según qué ojos :)

    ResponderEliminar
  16. En ocasiones las palabras sobran cuando los actos hablan por sí mismos ;)

    ResponderEliminar
  17. que suerte que te funcione el Flickr, el mío creo que está enfadado conmigo u.u

    el frío y el invierno son preciosos:D

    ResponderEliminar
  18. Ser encanto convertido en invierno... Qué imagen tan preciosa.

    ResponderEliminar
  19. y que bonito. Octubre frágil y prometedor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. "Que me mires y que te creas mi ingenuidad"... ¡Genial! Kisses!

    ResponderEliminar
  21. Me encanta octubre y todas las historias relacionadas con este mes. Por muy pálido que esté.

    ResponderEliminar
  22. uauuuussss!! qué lindo :) mucho :)) feliz tarde :))) muássss

    ResponderEliminar
  23. Los octubres frágiles son de los que marcan sin quererlo. Dile que no pierda nunca esa esperanza de los bolsillos.

    Un besito, bonita.

    ResponderEliminar
  24. Y lo bien qe se está con una manta encima?=)

    Me encantó esta frase: "contigo me basta para olvidar el resto de mi vida y lo que he vivido ya." (L)

    ResponderEliminar
  25. el título es una gran virtud sin ninguna duda...creo que todo el mundo querría tener eso!
    bonito texto, como siempre!:)
    muuah

    ResponderEliminar
  26. y golpea los doce meses
    y las cuatro estaciones
    y los siete días de la semana
    y los siete tonos de la escala
    y los seis pies de los yambos
    y los números pares de las casas
    y golpea...

    Jean Arp

    Me gustó mucho. Que no pierda esa esperanza que guardaba en el bosillo de su chaqueta...

    saludos.

    ResponderEliminar
  27. :) un besoteeee y muchas gracias por tu comentario :)) muássssss y felizlizlizz tarde :))
    PD: por aquí el sol de octubre brilla alto y parece, no!!: es! que sonríe :))

    ResponderEliminar
  28. mmmmmme encanta el frío!
    y ahora siento la vida entre agua escarchada de la acera.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. crec que puc endivinar en què t'has inspirat per escriure-ho,,, :)
    "Cierra la puerta, que contigo me basta para olvidar el resto de mi vida y lo que he vivido ya." enorme!
    mua

    ResponderEliminar
  30. Frío y roce, y cerveza.. que combinacion! :D
    jajaja, hacia tiempo que no me pasaba, he estado un poco rara, pero bueno, espero seguir leyendo entradas tuyas pronto ^^
    un beso!

    ResponderEliminar
  31. Síiii, me gustan esos silencios llenos de mensajes encriptados.Muchas veces más que las palabras torpes. Me encantó.

    ResponderEliminar
  32. hola cosa. ets genial perquè de cop entro al google i dic, va posaré enrojecerse blog a veure què... i surt tot això, tot aquest món... el teu món, les teves paraules, les teves vivències, els teus amors, les teves il·lusions i desil·lusions, els teus projectes de futur... i jo sóc i seré al teu costat; per veure-ho tot.



    t'estimo laura,


    valentina

    ResponderEliminar
  33. quiero algo así.

    Me encantó, en serio.

    ResponderEliminar
  34. Sencillo, dulce, conmovedor. Me ha encantado!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Como en los viejos tiempos